10 nov. 2014

Confieso que...


Hola!
Esta última semana ha pasado volando y cuando me he dado cuenta era lunes de nuevo. El año practicamente se termina y cada vez esta más cerca el verano. En enero cumplo los 19 y siento que todo esta pasando demasiado rápido. 
Pero bueno hoy vengo a comenzar una nueva sección. Tengo que admitir que soy muy propensa a abandonar algunas de las secciones que comienzo pero voy a intentar cambiar eso. 
Esta nueva sección llamada Confieso que... se trata de algo así como traerles alguna reflexión mía o alguna secreto que quiero compartir con ustedes. Este no es un blog para hablarles de mi vida, pero hay veces que suceden cosas que uno necesita compartirlas con alguien y, ustedes fieles lectores, son mi escape.

El otro día viajaba en el colectivo yendo para el trabajo, muy concentrada en el paisaje cuando me volví y descubrí a un chico que tendría mi edad y leía Juego de Tronos. La verdad es que no he leído esa saga pero sabía que no era el primero. El chico iba literalmente metido dentro del libro, sin darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor.
Cuando salí del trabajo y tome el colectivo de regreso a mi casa, estaba de nuevo ahí con la nariz entre las paginas de esa saga tan conocida y creanme cuando les digo que tuve ganas de ir y abrazarlo. Es simplemente perfecto ver que no eres la única loca que lee en el colectivo, la única que  tiene una adicción a los libros y pierde el sentido de la realidad cuando esta leyendo.
He conocido a muchos lectores vía Internet pero verlo en vivo y directo a solo unos pasos de distancia es una experiencia completamente distinta. Es darte cuenta de que no estas solo en el mundo.

8 comentarios:

  1. Parece que todo el mundo lee juego de tronos en el colectivo... El otro día vi nada más y nada menos que a un cura leyéndolo en el cole JAJA Fue muy raro :b Me encantó la sección, y ya te sigo :) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cura?? Ok eso si que es digno de ver!
      Saludos

      Eliminar
  2. Juegos de Tronos es excelente y demasiado adictivo, me leí los cinco libros muy rápido, aunque algunas partes es medio denso. He leído (otros libros) hasta caminando por la calle y me encanta descubrir a otras personas leyendo en cualquier lado, me hace sentir "acompañada" o que la lectura sigue triunfando, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Esto es raro yo tambien vi a un par de chicos en el colectivo leyendo Juego de tronos, es verdad que uno tiene el impulso de abrazarlos pero estan tan metidos en la lectura que uno no puede interrumpirlos :P. Es mas uno de los dos chicos que cruce leyendo estaba parado mientras leia y ni se inmutaba por las idas y vueltas del bondi. Es un poco peligros leer en esos caso :P. Me re gusto tu nueva seccion! Te mando un beso enorme n.n...

    ResponderEliminar
  4. Hola Mary!
    Awwwwwwwwww yo voy y lo hablo incluso con lo tímida que soy porque amo Juego de tronos y entendería si estaba tan concentrado en el libro porque es así de genial.
    Y te entiendo con que es una sensación linda y rara descubrir gente leyendo en el colectivo. Yo siempre trato de espiar qué están leyendo. Una vez vi una pareja que iba leyendo cada uno su libro. Muy tiernos.

    P/D: Empecé a leer That summer de la Dessen y me acordé de tu relato.
    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. Qué hermosa sensación, leer esta entrada me hizo poner la piel de gallina y los ojos llorosos, sin exagerar.
    Porque existen tantas personas que desprestigian los libros, tanta gente que los critica. Pero ver que por lo menos una persona lee en público, sin vergüenzas y concentrado, te hace sentir que todas las críticas no valen nada si uno tiene un buen libro en mano y la cabeza abierta para todo lo que puede llegar.
    Hermosa entrada, voy a seguir tu nueva sección porque realmente me gustó. Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. No estamos solo Cati... aunque somos pocos los raros.. por suerte quedamos algunos :)
    Te entiendo totalmente.
    Un beso

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury