12 ene. 2015

Tierra de Sueños



Otro libro de Sarah Dessen, otra historia que se roba mi corazón.

La historia de Caitlin es difícil de principio a fin. Su hermana se ha escapada dejándola con todo el peso de su personalidad. Pero pronto encontrara un respiro cuando su camino se cruza con él de Rogerson 

Love can be a very dangerous thing.
After her sister left, Caitlin felt lost.
Then she met Rogerson.
When she's with him, nothing seems real.
But what happens when being with Rogerson becomes a larger problem than being without him?

En esta ocasión Dessen trata un tema muy duro: la violencia de género. Leer esta historia te hace sufrir, sufrimos con Caitlin por la huida de su hermana, el enojo que siente por haberla dejado, la exasperación de no poder superarla inclusive cuando ella ya no está. La vemos enamorarse y sufrir porque es un amor que solo puede causarle dolor.

Solo la escritura milimétrica y específicamente planeada de Dessen puede escribir sobre un tema así y crear una metáfora hermosa. 

El libro está divido en tres partes y a medida que la historia avanza veremos cómo Caitlin avanza a tientas buscando salir de las aguas profundas en las que ella misma se ha lanzado. De a poco, nadando hasta poder al fin alcanzar de nuevo la realidad que tanto ha evitado. Regresar de la tierra de los sueños, finalmente despertar.

Otro libro de Sarah Dessen, otra historia que recomiendo.                                               

4 comentarios:

  1. Hola Mary!
    Oh no sabía que trataba de esto.
    Sarah Dessen hace magia con sus historias. Nos hace sufrir a la par de la prota y nos deja una enseñanza y una historia grabadas en el corazón.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Ay es que la autora me echa para atrás.

    ResponderEliminar
  3. Hola! He leído Just listen de la autora y tengo ganas de leer algo más. Este no lo conocía pero tiene buena pinta así que apuntado queda ;) Un beso!

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury