30 mar. 2015

La soledad de los números primos, Paolo Giordano






 «En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.»
Esta bella metáfora es la clave de la dolorosa y conmovedora historia de Alice y Mattia. Una mañana fría, de niebla espesa, Alice sufre un grave accidente de esquí.  Si la firmeza y madurez con que este joven autor desarrolla el tono narrativo impresiona y sorprende, no menos admirable es su valor para asomarse sin complejos, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad.




Soy de las que le gustan las historias de amor, pero no cualquier historia de amor, sino esas que te roban un pedazo de tu corazón. La soledad de los números primos es de esta clase de novela.

En esta novela tenemos dos personajes muy marcados y desarrollados a lo largo de toda la historia. Por un lado tenemos a Alice, quien tras un accidente esquiando de pequeña termina con problemas de autoestima y una actitud muy  dañina hacia sí misma. Por otro lado esta Mattia, un gemelo demasiado inteligente que siendo pequeño toma una decisión que cambiara para siempre su vida y la de su familia.

Cuando se conocen tienen 15 años y desde entonces seguiremos su historia. Una historia incomoda, ruda, accidentada y llena de silencios y malentendidos. Por algún motivo estos dos personajes están destinados a encontrarse, hay algo que los une, pero a la vez sus propias personalidades los condicionan. Veremos su madurez a través de los años y como sus caminos se separan y vuelven a unirse, hasta un desenlace que nos deja con un sabor agridulce en la boca, pero que luego de un rato nos damos cuenta que es el final perfecto para esta novela, a la altura de los personajes y sus personalidades.

"Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad. "
La historia tiene un buen ritmo y la escritura es sincera, directa, realista, tal como me gusta. No se dejen engañar, es una historia de amor que a la vez no trata sobre el amor, sino que es un drama sobrecargado de temas ya que el autor profundiza en un millar de aspectos de la vida.  En algún sentido me hizo acordar a “La lluvia en tu habitación”, también una novela romántica que no tiene nada de romántica. 

La soledad de los números primos no es una novela para cualquiera, sino que es uno de esos libros distintos que no buscan gustar ni contar una historia bonita, solo relatan la crónica de dos polos opuestos que están unidos por algo más que solo el destino. 

En mi opinión Paolo Giordano un escritor para tener en cuenta.

8 comentarios:

  1. Uff por como lo pintas seguro que me gustaría *-*
    Me lo apunto que este libro tengo que leerlo si o si!!
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
  2. No había oído hablar demasiado acerca de la novela, pero por lo que dices ha conseguido llamarme bastante la atención ^^

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Wow ! Que buena pinta tiene este libro!
    Habia escuchado nombrarlo pero es la primera reseña que leo y me ha sorprendido.
    Me gustan esas historias de amor pero que son complejas. Gracias por la recomendación, lo anoto sin dudar!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Qué buen título, creo que se ganó mi atención de inmediato. Y bueno, por lo que dijiste, seguramente el libro me va a gustar (aunque le escapo a los romances pero de igual forma este se ve bueno). Me gustan cuando la lectura es realista, sincera y directa, así que seguramente lo lea :)

    ¡Saludos, nos leemos!

    Aylu.

    ResponderEliminar
  5. Ay nunca me aprendí los números primos jajajaja. Creo que lo lindo de haber optado por una carrera social es que le dije chau a matemática. No obstante entre el título en sí del libro y tu reseña, no deja de ser muy llamativo.

    Un beso enorme!
    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nati!
      Uno de mis primeros requisitos a la hora de elegir una carrera fue que no tuviera matematica, jajajaja.
      Cati-

      Eliminar
  6. Hola Cati!
    Lo vengo viendo seguido al libro y me intriga un poco. Sobre todo por el título. Y como decís que es un drama y lo comparas con la lluvia en tu habitación (que lo tengo pendiente todavía) me dan ganas de leerlo. Así que lo patearé hasta que me decida a leerlo.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    También me gustan éste tipo de historias de amor más profundas. No conocía la novela pero te agradezco la recomendación y me lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury