5 nov. 2015

Los mails que nadie contesta



Soy una enamorada de las cartas, de la palabra escrita, de pensar con cuidado las palabras que otra persona va a leer cuando abra el sobre. Pero esa época ya pasó. Ya casi nadie escribe cartas, ya prácticamente nadie escribe en papel. Diría que hoy se utiliza el correo electrónico, pero hasta los mails se han quedado obsoletos frente a los mensajes de instantáneos, cada vez más resumidos y con códigos más complejos. Un idioma del que la mayoría del tiempo me siento ajena. A mí me gustan las palabras completas no su versión reducida. 

 
Así que otra vez me he quedado en el tiempo y me obstino en escribir mails cuidando mi redacción y mi ortografía. Pero resulta que una gran porción de mails que envío no reciben respuesta. Y yo me quedo esperando que en el otro lado alguien se moleste en leer mis palabras y conteste mi duda, sugerencia o pedido. Pero nada sucede. Así como antes las cartas se perdían y una mujer se quedaba en vela toda la noche esperando noticias de su enamorado, los mails que yo envió se pierden en la gran nube de información que circula por internet y parece que nadie alza el brazo para atraparlos y cuidarlos. 

Por supuesto que hay mails que envío y que reciben respuestas pero lo que a mí me preocupa es esa pequeña porción de mails que solitarios esperan que alguien los abra. Yo me quedo esperando y preguntándome a donde irán a parar todas esas palabras que escribí con tanto esmero, quizás haya una isla adonde las palabras nunca leídas van a asolearse o quizás se escapan y se cuelan en algunos de esos mensajes instantáneos en un último intento de reconocimiento o para no sentirse tan solos y olvidados.

2 comentarios:

  1. Hola Cati!
    Está bueno pensar así de esas palabras olvidadas. Es mucho más lindo y optimista que pensar que se pierden entre tanta información y nunca son leídas ni disfrutadas por nadie.
    El tema con los mails es que los filtros de spam a veces se llevan las cosas importantes sin que el destinatario se entere.

    Que andes bien-

    ResponderEliminar
  2. Hola Cati... es un placer volver a verte por tu blog.. ya se te extrañaba. Al igual que vos soy una enamorada de las cartas, de las palabras, de las frases perfectas y los sentimientos en palabras. Es una pena que tal como decís eso se pierda cada vez mas. Ni siquiera mails, ni siquiera notitas en un papel.. nada. Te entiendo totalmente, y es como si hiciéramos un duelo por esas palabras perdidas no? ... es triste que una costumbre tan linda como las cartas, los papeles escritos, las notas, y miles de costumbres mas se pierdan con el tiempo. Pero me alivia en parte saber que personas como vos y yo e imagino algunos mas, aun creemos en eso y lo mantenemos en mayor o menor medida. Recuerdo tu iniciativa de las cartas y que al final nunca la hice. Pero me encantaría hacer lo que sea para mantener un hábito tan lindo y tan olvidado.
    Un beso Cati, y si querés escribirme me encantará responderte :)

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury