6 nov. 2015

Pura Ficción



Me encanta inventarme historias y plasmarlas sobre el papel, tachar y volver a empezar, cambiarle el final y agregarle personajes. El poder del escritor no tiene límites. Pero en la vida real la ficción también se filtra y juega con mi cabeza. 

Me encuentro con un rostro que se convierte en un personaje, tal vez inclusive en el personaje principal y sin plantearme las consecuencias le creo una historia con tantas vueltas como diálogos ingeniosos. Y el protagonista se roba mi sueño y ocupa todo mi tiempo, se adueña de mi vida sin siquiera molestarse en pedir permiso. Se vuelve arrogante y la fama lo vuelve antipático pero yo ya estoy enamorada de este personaje y no hago más que justificar sus errores. 

Este personaje tan perfecto y complejo me ha arrebatado toda la luz, ahora es él quien está en el centro del escenario y domina la escena. Se ha aprendido sus líneas tan bien que se toma la libertad de cambiarlas cuando quiere, le agrega dramatismo a la historia y hasta incluye un giro que a mí nunca se me hubiera ocurrido. 

Yo mientras tanto lo miro embelesada desde la primera fila y repito en voz baja sus líneas, acompañando sus labios, sorprendiéndome como una niña pequeña cada vez que hace un cambio. Aplaudo cuando la función termina y solo cuando las luces se apagan me doy cuenta de que todo es una pesadilla. Me despierto y la vida se me ha pasado mientras yo soñaba despierta con una ficción que creía mía y nunca me perteneció. 

Enojada conmigo misma salto de la cama y salgó a la calle. El tiempo que ha quedado atrás no lo podemos recuperar pero podemos hacer lo que queramos con todo el que tenemos frente a nosotros, sea un día o un año. 

Me cruzó con ese rostro, ese quien podría ser el protagonista perfecto para mi historia pero no le invento un nombre sino que esta vez me acercó y se lo pregunto.

3 comentarios:

  1. Hola Cati!
    Ay me encantó. Estos personajes con aires de diva...
    El final fue genial.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Admiro todo lo que puede hacer un escritor, el hecho de crear personajes y que cobren vida, es algo que no se me ha dado bien nunca pero que disfruto leyendo. Buen escrito, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto!!!! el final es genial :)
    saludos y ya tienes una nueva seguidora

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury