6 dic. 2015

La hermosa idiotez de enamorarse de un personaje




Sí, es una idiotez, una idiotez que todos disfrutamos, pero una idiotez al fin. Porque al final terminamos con el corazón roto. 

Todo comienza en las primeras páginas de un libro. Algún autor/a que solo quiere jugar con nuestros sentimientos nos lo  presenta a ÉL. Él con sus ojos profundos y misteriosos,  sus frases irónicas y sus chistes divertidos, su moto,  su pasado oscuro, sus anteojos de nerd, su torpeza,  sus músculos,  sus rulos despeinados,  su fanatismo por los libros, sus tatuajes, su música, sus palabras que nos hacen estremecer, sus gestos que nos sorprenden, su hermana pequeña que cuida y adora, sus metáforas, sus noches de insomnio y todos esos pequeños detalles que el autor ha creado pura y exclusivamente para que nosotros caigamos en sus redes.

Y lo hacemos, nos enamoramos de él, tal como sucede en la vida real, sin tener posibilidad alguna de decidir, simplemente sucede. El libro avanza y estamos cada vez más perdidas. Ya hemos mandado a imprimir las invitaciones para nuestro casamiento y estamos eligiendo los nombres para nuestros futuros hijos, cuando de pronto nos engaña. Se queda con la protagonista, se queda con la otra. Se queda con esa chica tímida, alocada, con pelo largo, con pecas en la nariz, que es la hija perfecta, que espera ser rescatada, que es malhumorada y rebelde, con el pelo rojo y zapatos altos, la chica que se escapa por la ventana de su habitación, la chica que nunca se ha enamorado, que tiene una familia disfuncional y un diario repleto de palabras.

Finalmente, sin que tengamos tiempo para nada el libro termina y ya no hay más capítulos para que él vuelva arrepentido a nosotras, de rodillas pidiendo por nuestro perdón.  

Así que nos quedamos con el corazón roto y llorando como tontas sobre la portada de un libro. Creemos que hemos aprendido, que es la última vez que vamos a sufrir por un personaje, que ya no nos van a engañar tan fácilmente. 

Todo va bien hasta el momento en que abrimos otro libro y nuestro frágil corazón vuelve a romperse. 

Así que sí, enamorarse de un personaje ficticio es una idiotez que solo nos hace sufrir, pero una hermosa idiotez, porque díganme si no es cierto que los chicos en los libros son siempre mejores!

Lista de algunos de los tantos personajes que han roto mi corazón:

-Levi, Fangirl (reseña)
-Owen, Just Listen (reseña)
-Finn, Something, Maybe (reseña)
-Gus, Bajo la misma estrella (reseña)
-Bradwell, Puro, Fusión (reseña)
-Michael, The princess Diaries (reseña)
-Cricket, Lola and the boy next door (reseña)
-Étienne, Anna and the french kiss (reseña)
-Chaol, Trono de cristal (reseña)
-Eli, Along for the ride (reseña)
-Wes, The truth about forever (reseña)

4 comentarios:

  1. Yo me rompo el corazón literaria y cinematográficamente hablando cada dos por tres. No sé cómo me las apaño, pero me encariño, o lo que sea, con cualquier personaje masculino con un rapidez que casi me da reparo leer según que escenas...
    Pecados del lector.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Cati... parece que me leyeras el pensamiento porque acabo de terminar de leer Delirium y me enamoré perdidamente del prota masculino, ame el libro y me dejó con el corazón en mil pedazos. Y como boba romántica y super enamoradiza siempre me vuelvo a enamorar tal como vos decís... es tan fácil enamorarse de esos chicos tan perfectos. Porque son perfectos con sus cosas buenas y malas.. y los amamos tanto. Y queremos meternos en el libro como sea para tenerlo para nosotras. No me enamoro de todos pero si fácilmente y cuando lo hago me vuelvo loca, hablo de él y pienso en él como si fuera real. Se que los que no leen lo verían como una estupidez pero es lo mas hermoso. Tal como decís la idiotez mas hermosa. Y como duele volver a la realidad. Duele mucho, y ni hablar si el autor te rompe el corazón con un final triste. Ay.... el amor. Ojalá tuviera un corazón mas fuerte pero no.
    De los que nombrás solo tuve el placer de enamorarme de Gus y lo que sufrí y ame a ese chico no tiene nombre. Recuerdo que estuve una semana entera triste.
    Un beso Cati, hermosa entrada!

    ResponderEliminar
  3. Yo acabo destrozada con cada libro que leo xD
    Solo puedo desear que existan en la realidad, aunque todos sabemos que no aparecerán nunca :P Pero bueno, de soñar se vive
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
  4. Hola Cati!
    Mientras iba terminando de leer la entrada me acordé que hace un tiempo hablabamos con Celes de los enamoramientos de personajes. Y como dice ella más arriba, se enamora seguido de muchos. A mí me pasa a veces. De tu lista comparto totalmente a Levi (adoro a ese chico de las sonrisas), a Gus que fue el mayor comprador de la historia literaria y eso hace que todo sea más duro y triste, y a St Clair porque no hace falta dar excusas con él.
    A los demás o no los he conocido todavía o no me han convencido del todo.
    No me enamoro tan seguido de los chicos literarios pero concuerdo totalmente en que son mucho mejores.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury