22 ene. 2016

Never let me go, Kazuo Ishiguro



 
A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier grupo de adolescentes. Practican deportes, tienen clases de arte y descubren el sexo, el amor y los juegos del poder. Hailsham es una mezcla de internado victoriano y de colegio para hijos de hippies de los años sesenta donde no dejan de repetirles que son muy especiales, que tienen una misión en el futuro, y se preocupan por su salud. Los jóvenes también saben que son estériles y que nunca tendrán hijos, de la misma manera que no tienen padres. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham, y también fueron un juvenil triángulo amoroso. Y ahora, Kathy se permite recordar Hailsham y cómo ella y sus amigos descubrieron poco a poco la verdad. Y el lector de esta novela, utopía gótica, irá descubriendo con Kathy que Hailsham es una representación donde los jóvenes actores no saben que sólo son el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.


Este libro lo leí prácticamente en su totalidad en el avión de vuelta a buenos aires, mientras casi todos dormían. Al leerlo de un tirón creo que pude obtener una perspectiva distinta del libro que si lo hubiera leído a lo largo de dos semanas. 

La historia contada por Kathy H. es una constante recopilación de recuerdos y viajes a la niñez a través de los cuales Kathy intenta entender un poco su propia historia. Kathy asistió junto a Ruth y Tommy a un internado en Inglaterra en donde los educaron como futuros donantes. Ellos viven una existencia bastante normal dentro de los límites del internado, pero siempre sin tener el total de la información. A medida que crecen les van  explicando cuál es su tarea y como va a ser su destino pero nunca sin decirles abiertamente que no van a tener control alguno sobre su futuro. 

Never let me go nos permite ver como Kathy y sus amigos crecen en un ambiente creado especialmente para ellos y como más tarde salen al mundo, como se las arreglan para vivir independientemente y como de a poco aceptan la cruda verdad de que no son libres, de que su vida no les pertenece.

En mi opinión Never let me go es una novela triste. No trágica como llorar pero triste y sobre todo melancólica porque Kathy se pasa el libro entero recordando sobre su niñez y sobre cómo se complicó luego su relación con Tommy y Ruth, todas sus idas y venidas, como los tres caminaban entre el amor y la amistad. 

Es como dije triste, pero también se convirtió en uno de esos libros que pasan a formar parte de mi lista de libros especiales. Porque el autor logró calar hondo en mí. Es un libro que tiene un gran análisis de todo el proceso de madurez porque el que pasamos y me fue imposible no sentirme identificada.  Me fue imposible no involucrarme en la historia y no enojarme con los personajes, así como quererlos y entenderlos. 

Never let me go es una novela distopica pero no de las que estamos acostumbrados a leer hoy en día. Es una novela que analiza al hombre de una manera muy minuciosa y nos obliga a enfrentarnos un poco con nosotros mismos.

4 comentarios:

  1. Hola Cati!
    No sabía que era medio distópica.
    Y la verdad es que si te crían para que seas donante y vos no tenes control sobre tu vida es triste. Es como si fueras un repuesto humano.
    Me diste ganas de leerlo. Estoy segura que me va a dar bronca la historia, porque esas cosas siempre nos generan bronca. Pero a la vez me intriga el análisis y la maduración que tiene.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro pero me llama la atención ese punto de vista diferente de la distopía, así que a lo mejor me animo a darle una oportunidad solo por eso *-* Tiene pinta de estar muy interesante.
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Leí el libro para la facultad y recuerdo que no disfruté leerlo, aunque sí estoy de acuerdo con que cala hondo, porque es realmente una historia extraordinaria y escalofriante al mismo tiempo.
    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! leí esta novela hace un tiempo y pienso lo mismo que vos: es una historia triste pero lo bueno que tiene es que no es como las novelas distópicas que hoy están tan de moda. Te dejo mi reseña :) http://soldeechesortu.blogspot.com.ar/2014/01/resena-never-let-me-go-no-me-abandones.html

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury