19 oct. 2017

Viajar en colectivo sin un libro



https://unsplash.com/photos/e4vnIhcyn1E

Subo al colectivo y me doy cuenta de que me olvide de agarrar un libro. 

En el colectivo de ida duermo, a la vuelta leo. Ya es mi ritual de los viajes a capital. Pero hoy me olvide. Anoche terminé el que estaba leyendo y esta mañana me olvide de agarrar otro. 

Entonces empieza la agonizante tarea de encontrar otra cosa para hacer. 

Reviso el celular, me aburro, lo guardo en la mochila. 

Saco una libreta y empiezo a escribir, pero la letra me sale horrible y tengo que hacer mucha fuerza con la muñeca. Pongo punto y la guardo.

Empiezo a escuchar música y miro por la ventana. Miro el camino que recorro tres veces por semana pero que casi nunca miro porque, o estoy durmiendo o estoy leyendo. 

De pronto diviso a un chico tres asientos más adelante. 

Tiene un libro. 

Fuerzo la vista e intento descifrar alguna palabra, tengo sed de la tinta sobre el papel, pero no llego a ver nada. 

Suspiro resignada y observo a las tres personas que viajan paradas. Las tres escuchan música. 

Vuelvo a mirar al chico. 

Termina un capítulo y guarda el libro.

Algo dentro de mi tira hacia adelante. 
Tengo unas ganas increíbles de estirar el brazo y quitárselo, pedirle que me lo preste, por lo menos por un ratito. 

Cierro los ojos. Como a los bebes el movimiento del colectivo me duerme. 

Me despierto sobresaltada cuando estamos a punto de llegar a Lujan. La música sigue sonando. Aprieto pausa  y vuelvo a guardar el celular. 

Llegamos. 

Me bajo del colectivo.

Me tengo que subir a otro.

Sigo sin tener un libro.


No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook


7 comentarios:

  1. Hola Cati!
    Justo Juli publicó una entrada sobre leer en transportes los otros días.
    Es entendible que te emboles un poco cuando te olvidas de cargar un libro nuevo. Yo por eso suelo ser medio obse y cuando veo que me queda poco del que estoy leyendo ya me fijo con cual sigo y también lo cargo por las dudas.
    Y de pispear que leen los demás en el bondi ni hablar, aunque la mayoría de las veces es complicado.
    Así que para la próxima ya sabes, cargate algún otro libro de comodín o siempre podemos ser obse nivel Rory Gilmore y llevar como 5 libros diferentes para leer según la ocasión.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anto! Creo que sería obse nivel Rory, pero creo que mi espalda no estaría muy contenta jajaja.
      Cati

      Eliminar
  2. Hola :)
    Está muy bien, me pasa cuando voy en metro y no puedo escuchar música o leer (hago una u otra cosa) y se me hace eterno el viaje XD
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Justamente ayer guardé todo en la mochila y dejé el libro en la mesa para llevarlo en la mano y ser más práctica. Eso, lo dejé en la mesa.
    Son unas dos horas y dos colectivos para llegar a mi trabajo, y lo mismo a la vuelta. A veces abro el libro para llenar algún bache entre tarea y tarea, a veces la jornada laboral de nueve horas es un bache por sí misma. Intenté con un ebook pero no es lo mismo. "Tengo sed de la tinta sobre el papel".

    Gracias por el sentimiento compartido ♥

    ResponderEliminar
  4. No es difícil sentirse identificado con este episodio, más cuando lo narrás de una forma tan amena y maravillosa. ¿Cuántas veces hemos tenido sed de palabras en medio de viajes tan largos? Como siempre, un placer leerte. ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola Cati!
    Me metí a ver qué tal tu post porque unas semanas atrás hice uno que va de transportes y libros, aunque totalmente diferente.
    Tu entrada me sirve para saber lo que sienten quienes pueden leer en colectivos (si leyeras mi entrada quizás comprenderías), porque a mí me es imposible.
    Pero el sentimiento es el mismo a cuando olvido mis auriculares pese a que hace siglos que no me pasa. Es un sentimiento horrible el olvidar a tu compañero de viaje.
    Me gustó mucho tu pequeño relato.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!
    Cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Últimamente no tengo tiempo ni para actualizar el blog (menos todavía para pasarme por los blogs que sigo) pero me alegra estar de vuelta :)
    Yo soy incapaz de leer mientras viajo, me mareo enseguida jeje, aunque sí que me gustaría poder hacerlo...

    Un beso

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury