25 jun. 2017

Historias de Humo



Volutas de humo
Historias que me creo
Que mientras las tejo
 Se me destejen por la otra punta.
Se deshilachan
Mientras imagino
Todo lo que sucedería
Todo lo que diría en voz alta
 Lo que nunca ocurre
Lo que nunca digo
Porque siempre callo
Porque siempre me quedo quieta.
Y aun así empiezo de nuevo
A fumar para encontrar humo
Y poder dibujar historias
Que no son mías
Pero me mantienen despierta.

19 abr. 2017

Atardecer en la playa

Hace poco, en un blog que me gusta mucho, la administradora nos proponía que describiéramos un atardecer así que tomé mi cuaderno y pensé en cuál era el atardecer más bonito que había visto en mi vida y me acorde de este verano cuando vi el atardecer en la playa.

Estábamos en la cima de una duna que todavía estaba tibia. Si enterrabas los dedos en la arena podías sentir el calor que había hecho todo el día. El sol se fue escondiendo y el mar se volvió cada vez más oscuro. El cielo celeste y rosa, un rosa que se reflejaba y entremezclaba en el agua que quedaba entre las rocas.
En la duna de al lado había un chico con un cámara profesional tomando fotos. Me pregunte si para él ese atardecer sería tan bonito o ya estaría acostumbrado a ver atardeceres en la playa. Me pregunte si sería fotógrafo o si solo lo hacía como hobby.
El sol se terminó de ir y se hizo de noche. El chico se fue y nosotras nos tapamos con las mantas que habíamos llevado y nos pusimos a cantar canciones viejas. Cuando finalmente nos fuimos, bajé la duna corriendo y perdí una ojota. Se la trago la arena. La otra la tiré en un tacho de basura y volví hasta la casa descalza.

10 abr. 2017

Cine: The light between the oceans



Australia, 1926. Acabada la Gran Guerra, Tom Sherbourne (Michael Fassbender) se presenta voluntario para encargarse del funcionamiento de un faro en una isla remota. Allí, Tom conoce a Isabel Graysmark (Alicia Vikander), una joven extrovertida y resuelta que llamará rápidamente su atención. El amor no tardará en surgir entre ambos, lo que aliviará la angustia existencial del traumatizado Tom, veterano de guerra.
Sus vidas cambian radicalmente cuando la pareja, que sufre por la imposibilidad de tener hijos, descubra un bote en la costa en cuyo interior yacen un hombre muerto y un bebé.
 

The light between the oceans comienza con una vista área del mar increíble. Desde ese momento supe que me iba a gustar. La película nos cuenta la historia de Tom que llega de la guerra y se va a vivir a una isla remota donde tendrá que cuidar del faro. En un primer momento solo va a llevar a cabo ese trabajo durante seis meses, pero finalmente se queda con el trabajo. Se casa y regresa a la isla con Isabel. 

Me pareció un poco irreal que se pudieran querer tanto después de solo unas pocos cartas y una tarde picnic, pero de todas maneras te crees su historia (esta película es una adaptación así que quizás en el libro ocurre todo un poco más lento). En poco tiempo Isabel queda embarazada y pierde el bebé y luego otra vez queda embarazada y pierde el bebé, hasta que queda destrozada y totalmente desesperada. En ese momento aparece un barco con un hombre y un bebé y sus vidas cambian.

The light between the oceans es un drama completo de esos que te llevan  y te traen y terminas con el corazón destrozado. No llore, porque yo no lloro fácilmente pero estoy segura de que muchos lo harán. La historia transcurre en un lugar totalmente inhóspito y pero me quede totalmente fascinada. Viven en una pequeña isla con nada más que un faro y una casa. La película trata varios temas pero en especial es la historia de una madre o, mejor dicho, dos madres que harán todo por su hija.

6 abr. 2017

Serie: 13 reasons why

No he leído el libro (aún) así que esta reseña es solo de la serie.

Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro. Un día, llega a su casa una misteriosa caja de zapatos para él que carece de remitente. Intrigado, decide abrirla y se encuentra con una serie de cintas de cassette, al parecer grabadas por Hannah Barker, una compañera de clase que se suicidó dos semanas antes.
Hannah escogió a 13 compañeros para contarles su historia, aquellos 13 a los que culpa de lo que pasó. Gracias a unas instrucciones que dejó en la caja, las cintas deberían llegar a todos ellos para que escucharan una verdad que ninguno quiere oir: las trece razones por las que decidió quitarse la vida.

13 reasons why comienza con Clay recibiendo una caja con casetes. Cuando empieza a escucharlos se encuentra con la voz de Hanna Baker, la chica que se suicidó. Son trece casetes y en cada uno Hanna explica  los motivos por los que decidió acabar con su vida. Hanna le habla a cada una las personas que le hicieron algo, intencionalmente o sin darse cuenta y es por eso que los casetes van pasando por todas las personas que aparecen en ellos. Cuando Clay los recibe no entiende porque él también está en ellos. Pero por mucho que no quiera tener nada que ver con la muerte de Hanna y le duela volver a escuchar su voz tendrá que escucharlos y finalmente entenderá que fue lo que le pasó a Hanna.

La serie consta de 13 capítulos en los cuales tendremos a Clay en tiempo presente lidiando con todo lo que implica escuchar los casetes y a Hanna en tiempo pasado contándonos su historia. A través de cada uno de sus motivos vamos construyendo la historia de Hanna desde el principio, desde  que entra a la escuela, la primera amiga que tiene, el primer chico con el que sale y de a poco vamos viendo como una simple acción comienza a torcer todo.

 13 reasons why no es una historia sencilla ni liviana. Es la historia de Hanna, una chica a la que le ocurren tantas cosas que se va apagando de a poco y termina decidiendo que la única solución que le queda es suicidarse. Aquí el tema del bullying no es un cliché ni algo tan simple como los chicos populares burlándose de los nerds. Aquí tenemos una suma de personajes muy variados y cada uno con su propia historia, sus secretos y motivos. Por más que Hanna señale a estos chicos como quienes la llevaron a suicidarse, no creo que la intención de la historia sea mostrarlos como los culpables. La serie nos da una visión global de toda la historia, nos muestra la verdad de Hanna y la verdad de cada uno de los demás personajes, vemos los dos puntos de vista. Vemos como a veces tomamos decisiones equivocadas sin saber que luego van a tener semejantes consecuencias.

Creo que 13 reasons why es una serie que te hace sufrir pero también te deja esa sensación de que lo único que busca no es solo el drama. Busca concientizar sobre la importancia de la manera en que nos tratamos entre nosotros y sobre como nunca sabemos cómo algo puede impactar en otra persona. No hay que sobrevalorar los motivos ni los sentimientos de los demás y hay que aprender a entender todas las facetas de una historia.

3 abr. 2017

Escribir dibujos


Nunca fui buena dibujando. A decir verdad mis dibujos son un desastre, pero siempre me gustaron las acuarelas y los crayones, los lápices de colores  y las temperas. De más chicas pintaba aunque el resultado final no fuera muy bueno. Lo hacía porque me gustaba, porque me divertía. Pero por algún motivo deje de hacerlo. Decidí que lo mío eran las palabras y a eso me dedique, a llenar libretas con mis palabras. Pero últimamente se han empezado a filtrar dibujos en mis cuadernos.

Todo empezó porque leí a una bloguera que decía que le habían regalado una caja de acuarelas y había empezado a dibujar flores y de pronto dijo porque no puedo yo también dibujar flores. Todo el mundo sabe cómo dibujar una flor ¿No? Además las flores son bonitas y coloridas. Así que dibuje una flor en mi cuaderno y debajo escribí algo así:

Una flor para borrar todo lo que pasó el fin de semana.

Una flor para hacer algo con las manos.

Una flor para darle algo bonito al mundo.

Una flor para robarle algo de sabiduría a la naturaleza.

Nunca se me había ocurrido que un simple dibujo podía servir para tanto, que unos simples trazos podían esconder tantas palabras, tantos secretos. Así que seguí escribiendo y dibujando. De a poco mi cuaderno comenzó a fusionar, así que ahora tiene más colores y más dibujos a los cuales aún les falta mucho, demasiado, pero que a mí me gustan y me hacen bien.

Creo que tenemos que dejar de lado las restricciones que nos ponemos a nosotros mismos. No tenemos que dibujar bien para poder dibujar. Tenemos que permitirnos ser niños de nuevo y dibujar sin miedo, que mientras el dibujo exprese lo que nosotros queremos es hermoso.

Así que los invitó a que escriban y dibujen, todo lo que quieran, que dibujen historias y poemas, hasta la historia de su vida si quieran o si no pueden, como yo empezar, con una simple flor.


31 mar. 2017

Salvaje, Cheryl Strayed




La historia de los 1800 kilómetros que la joven autora anduvo en su recorrido a pie por la cordillera del Pacífico de los Estados Unidos.


Hacía mucho tiempo que no me encontraba con un libro que me hiciera sentir tanto. Hasta que por casualidad saque de la biblioteca Salvaje. No había visto la película y el libro no me llamaba, pero por algún motivo lo saque y desde la primera página no lo pude dejar.


Salvaje es la historia de Cheryl Strayed, que con solo veintidós años pierde a su madre y con ella todo. Su matrimonio se viene abajo, su familia se desintegra y termina acercándose demasiado a las drogas. Así que en un momento de desesperación decide hacer un sendero que cruza todo Estados Unidos desde la frontera de México hasta Canadá. Ella solo hace un tramo del sendero pero aun así se pasa tres meses caminando con todo su mundo metido en una mochila que lleva a su espalda.  

Salvaje es un libro que nos hace sentir de todo. La autora escribe tan bien que vamos a sentir hambre cada vez que ella tenga hambre y frío cada vez que tenga frío, también vamos a sentir cansancio y sed, como nos duelen los pies y la espalda y cada parte del cuerpo por el esfuerzo. Al mismo tiempo vamos a ver todo lo que vea la protagonista. A medida que ella avanza por el sendero vamos a ver montañas y desiertos, lagos, ríos, nieve y hasta un pequeño zorro rojo. Cheryl comienza el sendero sin tener la menor idea sobre senderismo así que vamos aprendiendo con ella, con sus errores y con sus aciertos.

Creo que una de las cosas que más me gusto del libro es la sinceridad. El libro no suaviza su experiencia y  nos narra todo lo que ese sendero la llevo a vivir, todas las personas que conoció en el camino y todas las cosas que dejo atrás, como va cambiando su perspectiva.


Salvaje es un libro duro y ligero a partes iguales. Duro porque nos narra una experiencia que requiere de toda la fuerza de la protagonista para llevarla a cabo y ligera porque es tan sincera y tan real, que la vemos como humana todo el tiempo, creemos absolutamente todo lo que nos dice.  Es un libro que me hizo sentir mucho y me hizo pensar mucho, que te ayuda a conectar con la naturaleza y  a ver las cosas desde otra perspectiva. En fin, lo recomiendo encarecidamente. 

[Sí quieren leer más sobre la experiencia de la autora les recomiendo visitar su página]

20 mar. 2017

Casas Vacías


Casas vacías,
Que se quedan vacías,
La gente se va,
La fiesta terminó,
La chica de blanco ya salió de la mano con él.
Y yo me quedo adentro,
En el silencio que queda después del ruido,
Demasiado alto y molesto,
Imposible ignorarlo.
Salgó de la casa
Subida a una bicicleta
Y me alejo del silencio y del vacío
De la cama vacía que quedo en mi pieza.
Me duele que se haya ido,
Me molesta que todo el mundo me pregunte si la extraño
Qué clase de pregunta es esa.
Pero no puedo decirlo en voz alta,
Porque no puedo admitirlo,
Ella ya se fue y no me queda más que acostumbrarme
Al vacío y al silencio
Y a la cama vacía,
Y al espacio extra que ya rellenare con algo. 


[mi hermana se casó]

16 mar. 2017

Todas las manos


Todas las manos son hermosas,
porque todas sirven para atraparte en la caída.

Escribí un día en mi cuaderno y lo deje ahí. Fue uno de esos pensamientos fugaces que no llegan a ser más que eso, solo una frase escrita en un papel.  Pero el otro día cocinando me di cuenta de que si, todas las manos son hermosas por todo lo que podemos hacer con ellas. Desde el sencillo acto de tomar a otra persona de la mano, hasta pintar flores y construir casas, escribir cartas sinceras y quitar el polvo de un mueble viejo. Las manos sirven para levantarnos y volver a empezar de ser cero, para ayudar a otro a que se levante. Pero también sirven para crear y esa acción tan primitiva de crear cosas con las manos es infinita. No creo que haya nada más liberador que mancharnos las manos con pintura o con arcilla o con harina.


Así que sí todas las manos son hermosas. De eso me di cuenta un día y lo escribí en mi cuaderno. Pero a medida de que usamos las manos para crear nos damos cuenta de toda la verdad que hay en esa frase y de las infinitas posibilidades que esconde. 

13 mar. 2017

Leer a otras personas


Me gusta escribir (si no me vuelvo loca) pero también me gusta leer a otros que escriben. Me gusta leer sobre el proceso de escritura de otros, conocer sus manías y sus secretos, sus atajos para no quedarse en blanco en mitad de una oración. Me mantiene cuerda y me hace sentirme un poco menos sola. Me doy cuenta de que no soy la única que anda con cuadernos llenos de palabras y siempre escribe en las servilletas y tickets, que todo el papel sirve para mancharlo con tinta.


Creo que todos necesitamos encontrarle una explicación, poner en palabras lo caótico que es escribir, darle un orden y un sentido, dar una justificación de lo que hacemos.  Y es por eso que me gusta leer a otros hablar sobre la escritura, porque, aunque el proceso de cada uno es muy personal, me ayuda a entender. Leer a otros me ayuda a entenderme a mí misma un poco más. 

7 mar. 2017

La belleza de lo incómodo

Cruzar un río de agua helada con los pies descalzos para no mojarte las zapatillas, que empiece a llover cuando todavía te falta mucho para llegar y no haya ningún árbol cerca para protegerte, comer dos vainillas porque eso es lo único que tenes en la mochila, el resto del paquete te lo comiste hace rato, llegar mojada y cansada, tener que bañarte en una ducha que no está mal y tiene agua caliente pero no es la tuya, tener que dormir en una carpa, comer lo que podes hacer en una olla, que es básicamente fideos, o arroz o fideos, o salchichas o fideos con salchichas, levantarte temprano porque al día siguiente tenes que empezar de nuevo, porque los días son largos y amanece temprano.

Te levantas y comienza todo de nuevo. Para mucha gente será una tortura. Pero para a mí me encanta. Creo que hay cierta belleza en la incomodidad, en el cansancio que sentís cada noche antes de irte a dormir, en dormir en camas que no son tuyas o sobre el suelo, con solo una carpa separándote de la tierra, en andar descalza por agua helada y sentir en ese frío-calor como la sangre se te activa.

Es necesario la incomodidad para llegar a la naturaleza, porque la naturaleza no es cómoda. El suelo es duro y las ramas tienen nudos, las montañas son altas y las piedras, resbalosas. Hay que aceptar todas esas imperfecciones e impedimentos y solo así se puede disfrutar del estado puro de la naturaleza. Hay que dejar de lado las rutinas que tenemos en nuestra vida diaria de ciudad. Que hay que bañarse todos los días, e irte a dormir a la misma hora, que tenes que comer en una mesa y chequear al menos una cien veces el celular. Hay que hacerse a la idea de que en la naturaleza no hay internet ni enchufes para recargar la batería del celular. Hay que dejar de querer tomar una foto de todo lo que vemos y simplemente limitarnos a ver. Que si empezas a ver sin un teléfono o cámara de por medio, te das cuenta de la inmensidad de todo lo que te rodea.


La naturaleza está cerca y al alcance de quien quiera ir a su encuentro pero hay que estar dispuesto a estar cómodo en la incomodidad, en la imperfección y el caos de lo inesperado. 

4 mar. 2017

Música: Lo nuevo de Ed Sheeran

Hola! Hace muchisimo que no vengo con música. Así que he decidido traerles lo último de Ed Sheeran. Me encanta la música de esta chico y me encanta que sea pelirrojo y me encanta que este por venir a la Argentina (estoy pensando seriamente en ir a verlo). Salieron ya todos los temas de su nuevo álbum Divide pero yo les traigo dos que me gustaron mucho.

SUPERMARKET  FLOWERS

" I know
A heart that's broke is a heart that's been loved"


NANCY MULLIGAN

"Nancy was my yellow rose
And we got married wearing borrowed clothes
We got eight children now growing old
Five sons and three daughters"




¿Qué les parecieron las canciones? ¿Les gustaron? ¿Cuál es su favorita?


1 mar. 2017

Una foto de una foto de una foto

Con el celular le saqué una foto a una foto impresa. Pero no es lo mismo. Pierde la magia.

Me gustan las fotos impresas, las fotos de papel. Es por eso que me compre un par de rollos de fotos y estoy  usando una cámara vieja que había en mi casa. Es de plástico de color negro. Parece bastante trucha pero me gusta. Usarla me da nostalgia, me hace acordar a cuando era chica, a vacaciones de verano en la casa rodante, a todos sonriendo a la vez porque hay una sola posibilidad, un solo click y ya has tomado la foto. El obturador (se llama así ¿no?) se abre y entra la luz y ya está, el momento en movimiento de pronto quieto.

De las fotos que he sacado hasta ahora hay algunas movidas, una en la que aparece la mano de mi hermano en medio de un paisaje de montañas, otras salieron muy oscuras y otras muy claras. El sol del mediodía quema las fotos, o eso estoy descubriendo. Estoy aprendiendo a sacar fotos con una cámara que debe tener más de diez años.

Hay muchas otras que han salido bien, muy bien, tanto que me he quedado sorprendida cuando las he visto. 

Hay una en especial que me ha encantado. Es de mi hermana más grande. Está sentada en un banco de madera. Una mano alzada como si saludara a un vecino que pasa por la calle, una sonrisa en los labios, no como si estuviera sonriendo a la cámara, si no como si estuviera riéndose de verdad, porque se estaba riendo de verdad, y los ojos achinados. Mi hermana, a la que siempre molestamos porque tiene ojos grandes, salió con los ojos completamente achinados y eso es lo que me gusta de esa foto. Que es espontánea y sincera, no es ensayada. Me gusta porque es todo lo que está bien. Tendríamos que pasarnos la vida entera así, con los labios hacia arriba y los ojos achinados de tanto reírnos.

25 feb. 2017

Yo antes de ti, Jojo Moyes



Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre. Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?



Lou acaba de perder su empleo en el café Buttered Bun. Desesperada por otro trabajo comienza a trabajar como cuidadora de Will Traynor un joven exitoso que tras un accidente ha quedado postrado en un silla de ruedas, necesitando a alguien para prácticamente cualquier actividad.

Yo antes de ti es una historia de amor, una de esas que te dicen que te va a encantar, que te va a emocionar y te va hacer llorar y reír y que te vas a enamorar. Bueno, la verdad es que no me sucedió nada de todo eso.

La historia es entretenida y se lee muy fácil, avanzas rápido, casi sin darte cuenta. Pero en ningún momento logre sentir la historia, no sentí nada de nada. Para que un libro me haga llorar tiene que estar muy bien escrito así que no esperaba llorar, pero esperaba reír, o sentir ternura o encariñarme con los personajes o sentir tristeza. Pero no sentí nada, me resulto demasiado lineal, o poco real. Nunca pude meterme en la novela al cien por ciento.

Me gustaron solo dos cosas del libro. La primera es la relación de Lou con su hermana, mitad amor, mitad odio, la sentí sincera y realista, me gustó que hubiera cosas de su hermana que la sacaran de quicio y la molestaran. En segundo lugar el motivo por el cual Lou siente miedo. Me pareció una razón válida para su comportamiento frente a la vida. Pero más allá de eso, el resto de la historia pasó por el costado y casi ni me entere.

En fin, Yo antes de ti es un libro que se lee rapidísimo, de escritura sencilla, un libro que se supone que tiene que hacerte sentir de todo pero a mí no me sucedió.  

21 feb. 2017

A veces leer duele

A veces leer duele.

Estar lejos,
No poder regresar,
Que las palabras se te claven en la garganta,
Que los ojos lloren,
Que las lágrimas no caigan.

Leer en voz alta,
Que las palabras nos hagan viajar,
Nos lleven y traigan,
Sin pedir permiso te hagan volver a vivirlo
Todo otra vez.

A veces leer duele.

Pero no leer duele más,
Que quedarte con las palabras clavadas en la garganta

Y no poder decirlas en voz alta.

14 feb. 2017

Palabras gastadas

Creo que cada uno cambia como persona y también como lector. En un primer momento lees todo lo que encontras. Abrís cualquier libro sin diferenciar títulos ni autores, cualquier historia es tan válida como la siguiente. Pero de a poco empiezas a descubrir los autores que te gustan, historias que más te atrapan, encuentras tu estilo. Te formas como lector.

De pequeña solía leer cualquier libro, pero últimamente me he dado cuenta de que lo que realmente me gusta en una novela no es solo la historia, pero las palabras que usa el escritor para contarla. Me he cansado de las palabras gastadas, de esas combinaciones que ya me las sé de memoria.

la luna plateada

sus ojos azules

se contempla en el espejo

sonríe de lado

el cristal haciéndose añicos

Quiero que me hablen de la luna cuando tiene ese tono rojizo que me hace pensar en Marte o que me describan a una persona que cuando sonríe deja ver el colmillo que está más arriba que el resto de su sonrisa porque nunca tuvo plata para ponerse aparatos, quiero que el cristal se parta a la mitad o en veintisiete pedazos y que me hagan sentir el ruido de los pedazos rasguñando el piso de madera.

He descubierto que me gustan los autores que se la juegan y escriben las cosas como son, incomodas y reales, pero que se permiten jugar con las palabras. Me gusta leer una novela y sentir que estoy leyendo poesía.

“Gabriel acaba de fumar. Sigo la parábola que traza la colilla antes de caer al suelo”

“…igual que cuando me tumbaba junto a mi madre buscando otro tiempo en el tiempo”.

“… aquella habitación, con las luces apagadas y con todo aquel cosmos girando a mi alrededor”.

Quiero leer autores atrevidos que salgan de las frases ya establecidas, de la comodidad de reescribir lo que otro ya dijo.

Y quiero, también, ser yo la clase de autor que me gusta leer. 

9 feb. 2017

Contar personas, no kilómetros



Recorrimos 9.000Km. En una camioneta, con una mochila violeta y un bolso verde, una carpa, un par de bolsas de dormir y un mapa de la Patagonia. Llegamos hasta Ushuaia, hasta el fin del mundo, dimos la vuelta y subimos por la cordillera, caminamos montañas, nos reflejamos en lagos de todos los tonos de azules. Kilómetros y kilómetros de Argentina, de tierra, de mundo. 

Pero este viaje decidí no contarlo en kilómetros, ni en lugares recorridos, si no en personas. 

Los dos franceses que habían venido a Argentina a estudiar Ingeniería y ahora estaban recorriendo el sur. Les gustaba el mate y el Fernet, el asado y los vinos de Mendoza. Los levantamos en la frontera y los dejamos del lado de Chile.

David, el español que sacaba fotos de las personas que cazaban. Era de la montaña así que estaba acostumbrado al frío y a las subidas y bajadas. Lo hicimos pasar por argentino para que pagara menos al entrar en el Parque Nacional de Tierra del Fuego y lo dejamos en Bahía Lapataia, el punto más lejano del parque.

Los dos chicos de Chivilcoy que ya estaban de regreso y nos recomendaron subir al Glaciar Martial. No viajaron mucho con nosotros pero los acercamos un poco más al punto de inicio. 

Los tres israelitas que llevamos hasta la terminal de colectivos y nos dijeron que pensaban ir hasta Canadá. 

La chica de Entre Ríos y el chico mitad brasilero, mitad colombiano, que quedaron varados en la ruta. Venían de Chile, de cuatro días de caminatas y campings.  Nosotros pusimos el mate y ellos las galletitas. 

La chica y el chico que vivían en La Plata, ella de Carmen de Patagones, él de Venado Tuerto.  Diez días en El Bolsón y cinco días en el Parque Nacional los Alerces. Era  una de sus últimas noches y estaban decididos a no pagar por el camping. Los llevamos hasta un camping libre y nos despedimos. 

El chico de Berazategui con su barba y su mate. Profesor de computación y enamorado del sur. Lo encontramos dos veces en la ruta y ya después lo perdimos de vista. 

El hombre de Chivilcoy que había salido a pescar y regresaba a su casa con las manos vacías.  

En los viajes vemos y sentimos tanto que luego solo quedan recuerdos, momentos, el resto se vuelve difuso. Es por esto que hice una lista de todas las personas que conocí en este viaje, porque aunque el tiempo pase quiero seguir teniendo cada una de las historias que me contaron, porque los viajes se pueden contar en la cantidad de kilómetros que recorremos o en la cantidad de personas que conocemos.