23 jul. 2017

A Sangre Fría, Truman Capote

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes. A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió "A sangre fría", la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx.

No hace mucho si escuchaba el nombre Capote pensaba en la mafia italiana, en el padrino, en un hombre con sombrero y un habano en la mano, una foto en blanco y negro.

Pero ahora sé que Capote es un escritor. El responsable de escribir a Sangre Fría, un libro de tapa dura de color naranja que cuenta la historia de dos asesinos. Todo empieza con el asesinato de una familia de cuatro integrantes en un pequeño pueblo en Kansas, pero el autor se va muy atrás y escribe un libro entero acerca de los asesinos. La familia queda en segundo plano. Lo importante son los autores del crimen, sus historias, sus motivos, sus pasados, porque mataron a cuatro personas en plena noche sin ningún motivo aparente. La historia empieza la noche del asesinato y sigue a los dos asesinos en su intento por escapar y como, los policías logran encontrarlos y llevarlos finalmente a prisión, donde luego de muchos años son condenados a la pena de muerte.

El libro narra una historia que realmente ocurrió, por lo cual la literatura se entrecruza con el periodismo y se crea una escritura muy detallista y fría. El análisis que el autor hace de los dos asesinos es muy minucioso y a veces puede ser un poco pesado pero el libro me mantuvo atrapada hasta el final.  


A Sangre Fría es un libro extraño, que no lo podría comparar con nada, porque nunca he leído nada parecido. No creo que se haya convertido en uno de mis libros favoritos ni estoy segura de querer leer algo más del autor, pero creo que es un libro muy particular al que hay que darle una oportunidad. 

No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook

20 jul. 2017

Como ser un buen seguidor



A todos nos gusta tener un blog (o una cuenta de Instagram o Twitter) y que nos sigan, que valoren nuestro trabajo, que nos dejen comentarios bonitos, que alguien en alguna parte del mundo nos lea. Pero para conseguir buenos seguidores primero hay que ser buenos seguidores.

Esto significa que tenemos que seguir gente que nos haga crecer. Tenemos que buscar otros blogs más grandes que los nuestros y con más experiencia y aprender de ellos. Dejemos de lado el miedo a hablar y mandemos un mail pidiendo un consejo.

En internet como en casi todo, no hay recetas mágicas ni pasos a seguir que nos vayan a dejar justo donde queremos estar. Cada uno tiene que encontrar su propio camino a base de prueba y error, pero siempre sirve tener el consejo de alguien que ya ha pasado por lo mismo o por algo parecido.

Es importante también seguir blogs pequeños y dar nuestro apoyo porque todos empezamos con cero seguidores pero no tenemos que dejar de mirar para arriba. Tenemos que rodearnos de gente que haga lo que le gusta, dejar que nos contagien su pasión y no dejar que nuestras ganas decaigan. Todo lleva tiempo y trabajo pero de a poco uno va llegando, se va acercando cada vez más.

Lo importante es no dejar que nada nos frene y hacer lo que nos gusta, no cambiar por las modas. Es que si seguimos a blogs grandes nos vamos a dar cuenta de que la mayoría han llegado hasta ahí porque no se han desviado por los que dirán, porque se mantuvieron fieles a lo que les gustaba.

 Es por esto que para ser un buen seguidor tenemos que seguir a quienes son fieles y ser también nuestro más fiel seguidor.

No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook

16 jul. 2017

The Moon and More, Sarah Dessen



Luke is the perfect boyfriend: handsome, kind, fun. He and Emaline have been together all through high school in Colby, the beach town where they both grew up. But now, in the summer before college, Emaline wonders if perfect is good enough.
Enter Theo, a super-ambitious outsider, a New Yorker assisting on a documentary film about a reclusive local artist. Theo’s sophisticated, exciting, and, best of all, he thinks Emaline is much too smart for Colby.
Emaline’s mostly-absentee father, too, thinks Emaline should have a bigger life, and he’s convinced that an Ivy League education is the only route to realizing her potential. Emaline is attracted to the bright future that Theo and her father promise. But she also clings to the deep roots of her loving mother, stepfather, and sisters. Can she ignore the pull of the happily familiar world of Colby?
Emaline wants the moon and more, but how can she balance where she comes from with where she’s going?



Sé que hace poco escribí una entrada diciendo que me había cansado de escribir reseñas. Y otra vez estoy aquí escribiendo una reseña. (Sí, ya sé soy un poco bipolar) Pero es que está vez, realmente lo necesitaba.

Todos los que siguen el blog hace tiempo sabrán que soy una fanática de Sarah deseen. Amo todo lo que escribe. Pero tengo que confesar que el último libro suyo que leí, The Moon and More, me decepcionó  bastante. Me duele decirlo pero es la verdad.

Para empezar me resultó desordenado. Dessen nunca deja cabos sueltos. Todo cierra perfecto, todo tiene un motivo y un porqué de estar. En este caso sin embargo me resultó como si los acontecimientos se fueran dando al azar, como que si los hubiera ido enumerando a medida que se le ocurrían.

En segundo lugar sentí que hubo poco desarrollo de los personajes secundarios. Me hubiera gustado que algunos tuvieran más protagonismo. Por ejemplo su mejor amiga, que podría haber sido un personaje muy fuerte pasa prácticamente desapercibida. 

En tercer lugar odie sobremanera a Theo. Los protagonistas masculinos de las novelas de Dessen son siempre únicos y adorables y es imposible no enamorarte. Pero en este caso fue imposible aguantarlo. En un primer momento es dulce, medio torpe pero en seguida se vuelve insoportable.

En cuarto lugar me faltó esa especie de sensación placentera que tengo al leer los libros de esta autora. Como muchas otras de sus historias, este libro transcurre en verano pero en ningún momento lo sentí. Le faltó un poco de la magia que siempre tienen sus libros.

Llegando al final la novela mejoró,  fue tomando más forma y el final podría decir que me gustó. Pero de todas maneras sentí que le faltó mucho a la historia.

La escritura de Dessen es como siempre perfecta por lo cual se lee muy fácilmente.  Y sigo siendo fan suya así que les recomiendo leer cualquier otro de sus libros y sólo una vez que los hayan leído todos leer The Moon and More.

 No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook

13 jul. 2017

Mi primer último día



Después de dos carreras fallidas puedo decir que termine el primer cuatrimestre de una carrera que me gusta.
Desde que deje la primera carrera (historia)  hasta que deje la segunda (trabajo social) y me decidí por un tercer intento,  sentí que lo único que estaba haciendo era perder el tiempo. Veía como el resto de mis amigos y compañeros del colegio avanzaban con sus carreras y yo estaba constantemente volviendo al punto de inicio.
Pero he decidido que tengo que dejar de ver las cosas así. Me he dado cuenta de que cada persona tiene sus tiempos.  Me llevo tres años jugármela por lo que me gusta.
Yo supe desde siempre que quería escribir, sólo que siempre me planteé que necesitaba un plan b, por si las cosas no funcionaban o para el mientras tanto. Pero finalmente decidí que lo que quiero escribir y que aunque me cueste voy a encontrar la manera de hacerlo. No hay plan b que valga. Tres años me llevo tomar esta decisión, pero necesite ese tiempo  para crecer, dejar el miedo a un lado y ver las cosas de otra manera.
Ya no creo que esos tres años hayan sido una pérdida de tiempo, creo que esos tres años han sido lo que necesitaba para estar aquí, para llegar hasta mi primer último día de algo que en verdad me gusta.

Si quieren leer algo más sobre mi experiencia educativa pueden leer AQUÍ y AQUÍ los dos post que escribí para el blog #Ser Universitario. 

 No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook

8 jul. 2017

Me he cansado de escribir reseñas



Siempre me ha gustado leer y cuando empecé en el mundo de los blogs lo hice específicamente para poder decir lo que pensaba acerca de los libros que leía. Si se fijan hay un montón de reseñas guardadas en este blog.  No reseñé todos los libros que he leído pero si muchos y cada reseña fue escrita con sinceridad. 

No sé si se habrán dado cuenta pero el blog ha cambiado mucho desde que empezó y ya casi que no subo reseñas. No porque no me gusten ni porque no tenga que decir acerca de los libros que leo, es más todavía disfruto mucho leyendo reseñas en otros blogs. Pero me he cansado un poco de tener que sentarme a escribir reseñas. Me he cansado porque sentí que ya todas son iguales. Cada una dice algo distinto pero la estructura es la misma. Últimamente ando muy cambiante y ya ni se lo que quiero, pero sé que no quiero seguir escribiendo reseñas, al menos no como antes. 

Voy a intentar seguir trayendo mis opiniones sobre libros al blog pero quizás de una manera distinta. O puede que en algún momento vuelva a escribir reseñas como hacía antes. Solo sé que por ahora me he cansado de la monotonía. Quiero escribir de manera consciente, no de manera automática, quiero que escribir sea un desafío y algo que disfrute, no una tarea.

No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook 

4 jul. 2017

Miel cayendo de una cuchara



Caían gotas

Gotas pobres

Pero caían

Eso dijo mi mamá una mañana mirando por la ventana de la cocina. Con mi papá estábamos desayunando. Él dijo algo relacionado con el clima y la conversación siguió. Pero yo me quede con esas seis palabras que casi parecían un haiku. Luego las escribí en mi cuaderno. Sin habérselo propuesto mi mamá había hecho una poesía en la cotidianidad del desayuno, sin percatarse siquiera. 

A veces pasamos tanto tiempo luchando contra las palabras. Haciendo lo imposible para que salgan como nosotros queremos, corriéndolas de lugar para que suenen bonitas, retorciéndolas para que logren expresar todo lo que sentimos. Pero hay momentos, momentos fugaces, bastante escasos, en los que las palabras llegan a nosotros perfectas, sin ninguna necesidad de ser editadas. Son miel cayendo de una cuchara, una flor rosa contra un cielo azul, una mirada que no esperábamos encontrar entre la multitud. Son simplemente perfectas. Y a veces sucede que quien las dice ni se da cuenta de lo que acaba de hacer. Por suerte a veces alguien llega a escucharlas y lo nota, ese pequeño destello de magia, ese instante que es esfuma antes de que tengas tiempo de pestañear. 

Esa mañana mi madre no lo notó pero yo sí. Yo escuché esas palabras y decidí guardarlas como si fueran un pequeño tesoro.

No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook